Exposición de Soledad Sevilla en la Casa Morisca Horno de Oro de Granada

Si en nuestro post La Casa Morisca Horno de Oro de Granada hablábamos de la belleza de esta casa palacial, desde Granada Esencial hoy queremos destacar también su importancia como espacio expositivo.

Actualmente, y hasta el 27 de septiembre, se puede visitar la exposición de Soledad Sevilla, Variaciones de una línea, desplegada entre el Centro José Guerrero –frente a la Capilla Real- y esta Casa, cercana al Paseo de los Tristes. El primero acoge una muestra de la trayectoria de la artista, incluyendo sus emblemáticas series pictóricas sobre las meninas y sobre la Alhambra, mientras que en la Casa Morisca se puede admirar una instalación realizada especialmente para esta exposición, titulada Casa de oro.

La instalación de la  calle Horno de Oro no hace más que potenciar la belleza y el valor de esta extraordinaria construcción granadina, reinterpretando su patio -de origen nazarí- gracias a un despliegue de planos paralelos formados por hiladas de cobre. Los juegos de luz y color producidos por los mismos tienen un contrapunto perfecto en el plano negro que cubre la alberca central, sugiriendo la presencia de un profundo estanque de agua que, como un espejo, refleja la realidad que lo envuelve.

Podemos admirar esta original escenografía y sumergirnos, a un mismo tiempo, en la historia del edificio que la alberga: al igual que otras casas palaciales del antiguo barrio de Axares, la casa de Horno de Oro 14 entrelaza las tradiciones nazarí y castellana gracias a la ampliación  realizada por la nobleza cristiana tras la conquista de la ciudad. A esto se debe la original combinación entre el patio con arcadas nazaríes de la planta baja –nivel original del siglo XV- y las galerías de madera y ladrillo de la planta alta –nivel construido durante el siglo XVI-.

Este edificio conserva, además, magníficas obras de carpintería mudéjares y una doble entrada. Siguiendo la tradición musulmana que protegía la privacidad del interior, la pequeña puerta lateral fue el único acceso hasta la llegada de sus nuevos propietarios castellanos, que buscaron un acceso directo al patio mediante una puerta central.

Por todo ello, si aún no conocen la exposición o la magnífica Casa Morisca Horno de Oro de Granada, en la que se ubica, esta aproximación al patrimonio granadino es nuestra recomendación sobre qué visitar en Granada durante el mes septiembre.

 

Fotografía: https://twitter.com/BajoAlbayzin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *