Abadía Sacromonte Granada Esencial

La Abadía del Sacromonte y la Semana Santa granadina

Una vez terminada la Semana Santa, en Granada Esencial queremos acercaros a un enclave patrimonial muy ligado con esta fecha y que aporta uno de los elementos más característicos a la Semana Santa granadina: la Abadía del Sacromonte.

Quizás la más conocida de las procesiones que han recorrido la ciudad durante estas fiestas es la del Santísimo Cristo del Consuelo y María Santísima del Sacromonte, conocida popularmente como la de «Los Gitanos». Ambos pasos hacen su entrada durante la madrugada del miércoles santo en la Abadía del Sacromonte, y su recorrido nocturno por la Cuesta del Chapiz -en el Albaicín- y por el Sacromonte -iluminado por innumerables fogatas- la han convertido en un foco de atención para granadinos y visitantes de todo el mundo.

La abadía del Sacromonte se encuentra enclavado en la colina de Valparaiso, y domina el valle del río Darro hasta Granada. Se trata de una ubicación única, de una belleza conmovedora.

El complejo fue construido debido al descubrimiento en este enclave de los restos de San Cecilio y otros discípulos del apóstol Santiago, en 1595. Junto a ellos, se encontraron también los famosos libros plúmbeos. La repercusión de este hallazgo fue importantísima, y este punto de Valparaiso se convirtió en centro de peregrinación, conocido desde ese momento como Sacromonte. Inicialmente se constituyó un via crucis desde la ciudad hasta una pequeña capilla ubicada en las Santas Cuevas donde -según la tradición- se encontraron los restos, y se erigieron en este camino unas 1200 cruces, de las que actualmente quedan tan solo cuatro.

Durante el siglo XVII se empezó a construir la abadía, que junto con las cuevas, el Colegio de San Dionisio y el Colegio nuevo, forman el actual conjunto. El complejo de la abadía nunca llegó a completarse, dado que la financiación del proyecto se vio recortada tras la muerte del arzobispo de Granada, Pedro Vaca de Castro y Quiñones, que fue el artífice de esta construcción inspirada en El Escorial. Además del complejo arquitectónico y se sus impresionantes vistas, se conservan aquí obras de autores como Alonso Cano, José Risueño o Francisco de Goya.

Desde Granada Esencial recomendamos la visita a tan interesante complejo monumental, ahora en un estado de mayor tranquilidad tras la finalización de la Semana Santa.

 

 

 

 

FUENTES:

Wikipedia

Blog de la Cofradía del Cristo del Consuelo y María Santísima del Sacromonteç

Antonio Moreno Peñasco

José Manuel Cervera Muñoz

Plano de Granada

La ciudad ayer y hoy: nuevas calles que cambiaron Granada

Con la llegada de la Semana Santa, numerosas calles del centro de Granada se engalanan para recibir a los múltiples pasos que llegan hasta la Catedral.

El trazado de las principales calles del centro histórico, sin embargo, han sufrido enormes transformaciones y han creado una nueva Granada, muy distinta de la imagen orientalista con la que muchos viajeros llegan a la ciudad.

Aunque autores como David Roberts pintaron la famosa Carrera del Darro con elementos orientalistas, lo cierto es que esta hermosísima calle de Granada se abrió en el siglo XVII. Anteriormente, el conocido como Barrio de Axares, se cerraba al río por medio de una muralla, que protegía la ciudad medieval de posibles asedios. Distintas puertas permitían acceder desde el río Darro a Granada, como la de Guadix Baja -ubicada en el Paseo de los Tristes- o el Puente del Cadí, originalmente conocido como Puerta de los Tableros, usado también como coracha y que comunicaba la ciudad antigua con la Madina de la Alhambra. Los restos de esta puerta se pueden observar frente al Bañuelo, el hamman ubicado en la misma Carrera del Darro.

Siguiendo el trazado de esta calle, tras pasar la Iglesia de Santa Ana, nos encontramos la Plaza Nueva y la Calle Reyes Católicos. Ambos espacios son el fruto del embovedado del río Darro, cubierto hasta su encuentro con el río Genil.

Este cierre del río comenzó en época de los Reyes Católicos, con la ampliación de algunos puentes para la creación de la Plaza, pero se realizó principalmente durante los siglos XIX y XX. Bajo la calle Reyes Católicos discurre oculto el principal río de Granada, y aunque hoy no sean visibles, existían numerosos puentes que conectaban ambas riveras. Uno de los más famosos, construido en el siglo XIV, fue el Puente Nuevo, que unía la zona comercial de la Alcaicería con la Alhóndiga Nueva -hoy conocida como Corral del Carbón-.

En este recorrido por las calles granadinas no puede faltar su Gran Vía de Colón. El centro neurálgico de Granada -y de su Semana Santa-, se creó a finales del siglo XIX, con un nuevo trazado que nada tenía que ver con la laberíntica madina islámica. Fue un corte rectilíneo, que dividió en dos el que era un compacto barrio medieval, aportando la amplitud y modernidad que la burguesía granadina ansiaba para su ciudad. Hasta ese momento, la vía principal de la ciudad antigua había sido la calle Elvira, que se comunicaba con la zona de la Catedral por las calles Cárcel Baja y Zacatín.

En la actualidad, el área de la Catedral poco parece tener que ver con el pasado islámico de Granada, pero realmente siguen conservándose elementos que hicieron de este barrio el principal de la ciudad desde finales del siglo XI. Aquí nos encontramos la Catedral y la Capilla Real, construidas en torno a la antigua Mezquita de los Viernes, demolida en el siglo XVIII para crear la barroca Iglesia del Sagrario. También podemos pasear por el que fue mercado de la seda en época nazarí, la Alcaicería, reconstruida tras un incendio en 1843. Finalmente, y representando el esplendor de la Arquitectura nazarí -aunque oculto tras una fachada barroca- en la calle Oficios se conserva la Madraza Yusufiyya, construida en el siglo XIV.

Por tanto, al pasear por el bullicioso centro histórico de Granada, no olviden la trama islámica en la que se asienta y las modificaciones urbanas que han configurado su forma actual, y disfruten en estos días festivos de toda la historia de nuestra ciudad.

 

 

 

 

FUENTES:

Ayuntamiento de Granada (granatur)

Patronato de la Alhambra y el Generalife (recursos de investigación)

Blog «Por las calles de Granada»

Wikipedia (Foto de portada de José Porras)

hospital militar escuela de arquitectura granada

Un núcleo para la Arquitectura en Granada: el antiguo Hospital Militar

Sobre los restos de una casa nazarí en el entorno del Campo del Principe, se construye en el siglo XVI el Palacio de los Mendoza, conocido también como «Palacio del Almirante de Aragón». Se trata de un edificio conformado por hermoso patio, con cenadores en estilo plateresco, donde destancan alfarjes mudéjares, en especial el del salón principal.

Con el paso del tiempo, el Palacio será transformado en Junta de Comercio y, ya en el siglo XVIII, se ampliará al pasar a manos de una orden religiosa y convertirse en el Convento de la Encarnación. Se cree que es en este momentos donde se construye la Capilla Barroca que se ha conservado hasta nuestros días. Tras su uso como Escuela Nacional, en 1868 se amplia con numerosos pabellones para ser usado como Hospital Militar.

En el año 1994 el Hospital Militar fue adquirido por la Universidad de Granada. Su uso: nueva sede para la Escuela de Arquitectura. Sin embargo, el estado del edificio y la funcionalidad de sus espacios hicieron necesaria una rehabilitación integral para poder albergar un centro universitario.

Los diferentes usos descritos fueron imprimiendo carácter a este edificio originalmente renacentista, por lo que la integración y conexión de todas sus partes ha sido la línea seguida por el arquitecto Víctor López Cotelo para su restauración y rehabilitación.

Así, la Escuela de Arquitectura ha recuperado los antiguos espacios conventuales, ha modificado y adaptado los diferentes pabellones del Hospital Militar y se ha visto ampliada con la creación de una gran aula magna.

Finalmente, los alumnos de arquitectura han vuelto este curso a la que debía ser su centro. Atrás quedaron 13 años de obras en los cuales debieron trasladarse al extremo opuesto de la ciudad. Ahora, la vida universitaria se ha fortalecido en el barrio del Realejo, ubicación que comparte esta Escuela con las dos sedes del Centro de Lenguas Modernas. Además, crea una interesante relación con importantes paradigmas de la arquitectura contemporánea en Granada, como la vecina Fundación Rodríguez-Acosta.

El antiguo Hospital Militar se erige como un símbolo de la Universidad de Granada, que ha sabido proteger parte del valiosísimo patrimonio histórico de la ciudad gracias a su conversión en espacios culturales y docentes. No en vano, el proyecto de López Cotelo ha sido galardonado con el Premio de Arquitectura Española en 2015.

En Granada Esencial os invitamos a conocer este magnifico edificio, foco de la Arquitectura Granadina.

 

 

 

 

FUENTES:

Revista Metalocus

Rizoma Fundación

carmen granada esencial

Cármenes en Granada: el Carmen de la Victoria

Si existe una tipología arquitectónica que caracterice Granada esa es la del carmen.

El carmen tiene su origen en la palabra de origen árabe karm -viña-, y pueden encontrarse dispersos por los barrios históricos de Granada, principalmente el Albaicín y el Realejo. En época islámica, estas casas se encontraban a extramuros de la primera ciudad –Alcazaba Qadima– y se caracterizaban por estar rodeados de espacio de huerta.

Haciendo honor a esta casa tradicional de la ciudad medieval, el carmen actual se reinventó en el siglo XIX, cuando el Orientalismo hizo resurgir a Granada a través de la mirada de los viajeros románticos. El abandono en el que se encontraba el barrio propició que muchas antiguas casas se comprasen y restaurasen, organizando grandes jardines en pendiente en torno a ellas. Estos jardines sustituyeron a las antiguas huertas de los cármenes medievales, pero el contacto con lo natural y lo rural -seña de identidad del carmen- siguió manteniéndose.

Uno de estos cármenes modernos es el Carmen de la Victoria. Ubicado en la Cuesta del Chapiz, se originó en el siglo XIX gracias a la unión del Carmen del Olivarillo con el Carmen del Percal, una vez demolido el antiguo Convento de la Victoria.

Se trata de un hermoso carmen donde el jardín toma todo el protagonismo. La paz de sus miradores, el sonido del agua de sus numerosas fuentes o las magnificas vistas que ofrece de la Alhambra lo han hecho convertirse en uno de los lugares más emblemáticos del barrio del Albaicín.

El Carmen de la Victoria fue adquirido por la Universidad de Granada en 1945. Se trata del único carmen público de la ciudad que no ha perdido su carácter de vivienda con jardín, dado que es hoy la Residencia de Invitados de la universidad. Anteriormente fue usada como residencia de estudiantes marroquíes y colegio mayor.

Desde Granada Esencial os invitamos a descubrir este hermoso y romántico edificio, abierto al disfrute de universitarios, granadino y viajeros.

 

 

FUENTES

Universidad de Granada

Agencia Albaicín

«Objetivo Granada»(IDEAL)

Panoramio (Google Maps): fotografías de C. Cuerdo y A. Odriozola

 

 

centro de lenguas modernas granada

Exposición en el Centro de Lenguas Modernas: «Suspiros en color» de Paula Gallardo Sánchez

A raíz de la recién inaugurada exposición «Suspiros en Color», desde Granada Esencial os recomendamos conocer la obra de la artista granadina Paula Gallardo Sánchez y os acercamos al edificio en el que se expone: El pintoresco Palacete de Santa Cruz, sede del Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada.

Paula Gallardo Sánchez es una joven artista granadina, formada entre España, Italia y Alemania. Ha participado en numerosas exposiciones, tanto nacionales como internacionales, la última de las cuales «Solo» también se expuso en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada.

El Centro de Lenguas Modernas es una de las instituciones de referencia tanto para el estudio del español como de lenguas extranjeras. Se encuentra dividido en dos sedes, ambas ubicadas en el histórico barrio del Realejo.

La sede que alberga la exposición «Suspiros en color» es el Palacio de Santa Cruz, un antiguo hospital construido en el año 1565. Arrendado como casa de vecinos a finales del siglo XVI, la hoy sede del Centro de Lenguas Modernas fue reformada y ampliada en siglos posteriores y, gracias al ahínco de la Universidad, fue recuperada en 1992 para función docente y cultural. Se encuentra en la Placeta del Hospicio Viejo, cercano a importantes enclaves patrimoniales como Torres Bermejas, la Placeta del Sol o la Fundación Rodríguez-Acosta.

Del edifico destaca su patio peristilado de grandes dimensiones, con arcos carpaneles y columnas toscanas de piedra de Sierra Elvira. Es el núcleo de la vida del edificio, en el que se respira un ambiente multilingüe y multicultural, motivado por la convivencia diaria de estudiantes de todo el mundo.

Junto con esta sede, el Centro de Lenguas Modernas cuenta también con un Palacete en la calle Molinos, en la hermosa Huerta de los Ángeles.

Si aún no conoces la labor cultural del Centro de Lenguas Modernas de la UGR, te recomendamos visitar la exposición -abierta hasta mediados de marzo de 2016, de lunes a viernes de 8:00 a 22:00 horas – y adentrarte en los magníficos edificios que albergan sus instalaciones.

 

 

 

 

Palacio de las Columnas Granada

El Palacio de las Columnas de Granada y la reutilización de edificios históricos

Hoy en Granada Esencial queremos dar a conocer el Palacio de los Condes de Luque, conocido popularmente como Palacio de las Columnas.

Granada, como muchas ciudades históricas, cuenta con numerosos edificios patrimoniales cuyo uso ha debido modificarse para evitar su abandono o su demolición.

Como ya hemos comprobado en anteriores entradas, la Universidad de Granada ha sido una de las instituciones que más ha apostado por la rehabilitación y protección de estos edificios, convirtiendo un gran número de ellos en facultades y escuelas. Una de ellas es la Facultad de Traducción e Interpretación, con sede en el Palacio de las Columnas.

Este Palacio, que data de principios del siglo XIX, es uno de los ejemplos más interesantes de la arquitectura neoclásica en Granada. Construido por orden de don Cristóbal Fernández de Córdova Barradas, VII Conde de Luque, se ubicaba a las afueras de la ciudad, abriéndose mediante un hermoso jardín trasero a la vega granadina.

Posteriormente, y ya a finales del siglo XIX, el Palacio de las Columnas pasó a manos de otra familia granadina, siendo Ramón de Contreras y Pérez de Herrasti su último propietario. En el año 1946 el Ministerio de Educación Nacional se hace con la propiedad y trasladó a la misma la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada, cuya sede se hallaba aún en el antiguo Colegio de San Pablo.

Con el avance del siglo XX, aumentan también las necesidades y requerimientos de la Universidad, por lo que decide construirse un campus a las afueras de la ciudad, cerca del Monasterio de la Cartuja. La Facultad de Filosofía y Letras se trasladó a este nuevo campus en 1977 y el Palacio de las Columnas se convirtió en sede, primero del Instituto de Idiomas de la Universidad y, finalmente, de la Facultad de Traducción e Interpretación, función que sigue desempeñando actualmente.

La planta del edificio es en forma de U, destacando el cuerpo central con dos fachadas: una hacia la ciudad y otra hacia el jardín. En la fachada a la calle Puentezuelas encontramos una imponente portada realizada en piedra de Sierra Elvira, con cuatro monumentales columnas dóricas en la planta inferior y un balcón enmarcado por otras cuatro semicolumnas jónicas en la planta superior. Esta es la razón por la que al palacio se le conoce como Palacio de las Columnas. La decoración de esta fachada prosigue con frontones alternos triangulares y semicirculares sobre los numerosos balcones del nivel superior. La fachada trasera, sin embargo, es mucho más diáfana, abriéndose totalmente al jardín mediante arcadas acristaladas. La adaptación de este palacio a las demandas de la Facultad de Traducción e Interpretación se ha realizado respetando las particularidades de la arquitectura decimonónica original, siendo un magnífico ejemplo de rehabilitación del patrimonio arquitectónico.

Aunque el Palacio de las Columnas es un espacio universitario, os invitamos a conocerlo y a disfrutar de su arquitectura y, sobre todo, de su bello jardín.

 

 

+Info y fuentes:

Universidad de Granada

Web de Turismo del Ayuntamiento de Granada

Blog Nuestra Granada

 

Hospital-Real-Granada-Esencial

El Hospital Real: actual Rectorado de la Universidad de Granada

Para continuar con nuestro recorrido por el patrimonio universitario desde su fundación, Granada Esencial os acerca hoy a la historia del famoso Hospital Real de Granada, sede desde 1980 hasta la actualidad del Rectorado y Biblioteca General de la Universidad.

Tras la conquista de Granada, los Reyes Católicos emprendieron una serie de obras que cambiaron la imagen de la ciudad y la acercaron al ideal Renacentista. Una de estas obras fue el Hospital Real, ideado como fundación piadosa por los nuevos gobernantes.

Fundado en 1504, este proyecto se inspiró en los hospitales renacentistas italianos, principalmente en el construido por Filarete en Milán. La obra fue encargada al gran arquitecto Enrique Egas, que ya había realizado otros hospitales para los Reyes Católicos, como el de Santiago de Compostela o el de Toledo. El proyecto del Hospital Real suponía una confluencia entre los estilos Renacentista, Gótico y Mudéjar, reflejando a la perfección la realidad estilística de la ciudad en el siglo XVI. Se trataba de un edificio de cruz griega inscrita en un cuadrado, con cuatro patios simétricos y un cimborrio alzado sobre el crucero. Se componía de dos niveles, aunque un ala se diseña con tres alturas, para dar cabida a la llamada «Sala de los Convelecientes».  Se ubicó a extramuros, cerca de la antigua Puerta de Elvira.

Aunque el Hospital Real fue la fundación renacentista más importante de los Reyes Católicos en Granada, la obra sufrió innumerables problemas desde sus comienzos. Carlos V, durante su visita a Granada en 1526, impulsó su inauguración, incrementando la dotación económica y obligando a usar alas del hospital ya acabadas. También ordenó el traslado de los enfermos mentales al Hospital Real, ante la indignación del responsable de la obra, que vio como los ingresos debían repartirse entre la construcción y los enfermos. Sin embargo, posteriores recortes económicos y un gran incendio impidieron la finalización de las obras, de modo que el Hospital Real quedó para siempre como una obra inconclusa.

Con la llegada de la Casa Borbón y la Ilustración a España, el Hospital Real fue transformado en un hospicio, modificando lo que ya se había construido y añadiendo otras pequeñas edificaciones adosadas al antiguo hospital para esta nueva función. Tan solo el ala dedicada a los enfermos mentales -el llamado «Patio de los Inocentes»-  siguió manteniendo su función anterior.

Ya en el siglo XX, la que debió ser la obra cumbre del Renacimiento Granadino era una construcción ruionosa. El Ministerio de Cultura decidió comprarlo en 1961, fecha a partir de la cual comienzan algunas labores de restauración, aunque sin definir una función a la que dedicarlo. En esos momentos la Universidad de Granada se ubicaba en el antiguo Colegio de San Pablo, ya demasiado pequeño para albergar las instalaciones de una universidad moderna, por lo que finalmente se decidió incorporar el Hospital Real al patrimonio universitario en 1971.

Desde ese momento hasta 1980, el edificio fue sometido a numerosas obras de rehabilitación, necesarias para adaptar el antiguo hospital como sede del Rectorado de la Universidad y de la Biblioteca General: derrumbe de los barracones adosados al edificio, creación de un gran jardín exterior, eliminación de las pequeñas salas que subidividían el crucero, finalización de las galerías del Patio de los Mármoles, conversión del gran crucero superior en la biblioteca, creación de un nuevo «Salón Rojo» -espacio que alberga importantes obras de arte, pertenecientes tanto a la Universidad como depositadas por el Museo Nacional del Prado o el Museo de Bellas Artes de Granada-, etc.

Hoy en día el Hospital Real es uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad de Granada, esencial por su arquitectura y por las obras de arte que alberga. Cabe destacar que en este edificio se conserva el famoso Codex Granatensis , joya fechada alrededor del año 1400, además de numerosos incunables propiedad también de la Universidad de Granada.

 

 

+Info y fuentes:

Universidad de Granada

Wikipedia

Pedro Salmerón Escobar 

blog Gomeres

Universidad Politécnica de Madrid